Un héroe de verdad (código 2016-141) – Radios Fráter
  • abril 27, 2016

Un héroe de verdad (código 2016-141)

Escuche:

Una de las memorias más agradables de mi infancia está en la tienda  de don  Beto, quedaba a un par de cuadras arriba de mi casa. En esa tienda tenían un montón de revistas cómicas de “héroes” que en ese tiempo llamábamos “chistes”, las alquilaban por un  centavo, fue ahí donde mejoré mi lectura leyendo sobre Batman, Superman, Los Halcones, Linterna Verde, en fin, un montón de revistas de la editorial Marvel en las que se embelesaba uno y eran muy accesibles a la mayoría de los barrios populares, pues apenas comenzaba la televisión que se inició ocho años después que yo nací. Y cuando a uno le regalaban una, ya pueden imaginar lo feliz que se sentía. Los jovencitos de ahora ya no leen esas historias.

Un día estaba sentado en la sala de mi casa cuando entró mi nieta de seis años y muy entusiasmada me pregunta –abuelito, ¿tienes Netflix? Porque nosotros sí tenemos–. Y le dije que sí tenía y qué era lo que quería ver. Le pusimos los canales para niños. Los niños ahora ven esas historias  en la televisión, en la computadora, en la Tablet,  en el celular, ahí es donde ven las películas de los súper héroes. En un sitio de internet se dice que el universo Marvel con sus películas, hasta mayo de 2015, había ganado más de 19 billones de dólares. Es una industria que ha hecho mucho dinero y es que la gente siempre está en la búsqueda de un héroe, la trama está basada en un súper héroe o un grupo de súper héroes que luchan por salvar a los buenos.

Estos súper héroes luchan contra un villano. Nunca se ha visto que un súper héroe salve al villano, es más, toda la película es una lucha constante, incluso algunas veces termina la película y el villano no ha sido derrotado, generando trama para una secuela más y veremos otra película con estos mismos súper héroes y los mismos villanos. Pero también los súper héroes aunque tiene poderes también tienen debilidades. Me acuerdo que cuando estaba Superman en su accionar más intenso, de repente un enemigo descubría que lo podía debilitar con una piedra llamaba Kriptonita, porque al estar junto a ella perdía sus poderes. Igualmente, nosotros jugábamos que uno era Superman y el otro villano y de repente le aplicábamos la Kriptonita al que decía ser Superman y tenía que perder sus poderes. Todos estos súper héroes son ficticios, en el caso del mundo Marvel son sacados de los cómics, por eso se les decía “chistes” en una  traducción al español y nos vemos inmersos en este mundo de película con héroes ficticios.

Me gusta oír a los niños cantar “Jesús es mi súper héroe”, un cántico muy bonito, porque realmente es el súper héroe que no es ficticio, que es real, que ha existido, existe y existirá siempre. ¿Por qué Jesús es un héroe de verdad? Porque hay héroes que aparecen de mentiras, porque siendo Dios bajó del cielo y tomó la forma de hombre, sin necesidad de adoptar una forma humana. Jesús se despojó de su deidad, adoptó la humanidad y vivió entre nosotros, por eso Pablo en Filipenses 2:5-8 dice La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo (es decir naturaleza de sirviente, de esclavo. La palabra siervo viene del griego dóu·los, esclavo) y haciéndose semejante a los seres humanos. Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente. Dios es la máxima autoridad en la creación, Dios ordena los cielos, la Tierra, a toda criatura y sin embargo, dice obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!

La semana pasada nos referimos a lo que el Señor quiere de nosotros, que seamos obedientes, así como lo quieren las mamás.  Ya viene otra vez, cada año se celebra el Día de la Madre y las mamás son felices cuando sus hijos llegan de la escuela con el pocillo, “feliz día mamá”, “te amo mucho mamá”. No sé a cuantos les dijeron las mamás cuando llegaron con el pocillo o con la tarjeta o con el regalito y se le quedó viendo y dijo — m’hijo, lo que yo quiero es que te portes bien —. Por eso ya no le llevo pocillos, ahora le llevo medicinas. Cambian los regalos en la vida. Cuando se es adolescente el comentario es conocí a una chava, qué linda la patoja, muy hermosa, qué cabellera, qué cuerpazo. Luego se casa y entonces, conocí un lugar muy bonito para vivir, vieras qué atractivo, la renta es barata. Nacen los niños, vieras vos, hay un buen colegio. Se casan los hijos, se van de la casa y usted llega a la tercera edad y se junta con sus amigos y la conversación es: vos, conocí a un geriatra buenísimo, vieras qué bueno.

Cómo cambian las conversaciones, ahora es ¿cómo está mi presión, cómo está esto y  lo otro? que me fui a hacer exámenes. Las señoras felices porque fueron al IGSS, en fin. Ahí se encuentran con otras colegas, en el cuchubal y todas hablan de sus males. Jesús, es por naturaleza Dios y aprendió la obediencia. La frase descrita aquí por Pablo: Quien siendo por naturaleza Dios, describe que Cristo posee la naturaleza y la esencia de Dios.  Leemos en Juan 1:18 A Dios nadie lo ha visto nunca; el Hijo unigénito, que es Dios y que vive en unión íntima con el Padre, nos lo ha dado a conocer. Hay quienes piensan que Jesús solo fue un profeta, un gran Maestro, pero no. La Biblia dice que Jesús es Dios. Juan 5:18 Así que los judíos redoblaban sus esfuerzos para matarlo, pues no sólo quebrantaba el sábado sino que incluso llamaba a Dios su propio Padre, con lo que él mismo se hacía igual a Dios.

 Jesús a pesar de ser Dios, no se aferró a esto, aferrarse significa no soltar aquello, sostenerlo firmemente, conservar algo como premio. Jesús se despojó a sí mismo en un acto de humildad. No se aferró a ser Dios, al contrario, tomó la forma de hombre. Es como que usted dijera qué hago para salvar a estas hormigas que las veo tan necesitadas. Y de una manera extraordinaria se transforma en una hormiga, se mete al hormiguero y vive como las hormigas. Pues algo así pasó. Dios se despojó de su deidad y se hizo hombre. Juan 1:14 dice Y el Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros. Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad. Eso es ser héroe.

En los últimos meses hemos oído hablar de eso que se llama derecho de antejuicio. Hay funcionarios que por ley en Guatemala gozan del privilegio de inmunidad, no los pueden someter a los tribunales porque tienen derecho de antejuicio. Son diputados, jueces o son alcaldes, presidentes, ministros y eso impide que los sometan a un juicio en los tribunales, para hacerlo primero tienen que hacer un proceso por el cual se vota a favor de que se le quite esa inmunidad. En Guatemala hace algunos años un funcionario era Fiscal General, tuvo  demandas por algunos negocios en la construcción en los que había estado involucrado. Y ante las demandas decidió que voluntariamente renunciaba al derecho de antejuicio y se sometía a los tribunales. Renunció, se sometió a los tribunales y acto seguido lo metieron preso mientras se aclaraba la situación. Esto, me dije, es digno de ser admirado, y me propuse visitarlo en la cárcel. Es difícil que si usted cae preso lo visiten, estoy seguro que ni el Pastor lo irá a ver. Entonces me fui a la zona 18, donde estaba detenido este exfuncionario. Lo encontré sentado en una silla de ruedas porque padecía de fuertes dolores de la columna vertebral. Me presenté, le dije que era el Pastor de Fraternidad Cristiana de Guatemala, que iba a visitarlo para felicitarlo. ¿Por qué? Porque lo que hizo no lo había visto jamás en Guatemala. Conversamos, le dije que el Señor lo iba a ayudar a resolver su situación.

Y así fue, el Señor lo ayudó a resolver sus problemas legales y volvió a su trabajo anterior como funcionario. Y si me lo permite, voy a orar por usted, oré, le pedí al Señor  sanidad por su columna vertebral y, tiempo más tarde, le contó a Gustavo Espina en una reunión en la que se encontraban que el Pastor Jorge H. López lo había ido a visitar a la cárcel y que no solo estaba solo, deprimido, sino enfermo. A raíz de que ese día oré por él y por su salud, había sanado de su columna vertebral.  Para mí, ese funcionario era un héroe que se había despojado de su derecho de antejuicio, se había sometido a los tribunales y ahí surgió una relación que ha durado por muchos años, ha venido a las bodas de mis hijos, he estado en las fiestas de su familia, inclusive estuvo aquí el año pasado cuando se celebraron los cincuenta años de predicar el Evangelio. Jesucristo siendo Dios se despojó de ese privilegio que tenía, era la máxima autoridad, se quitó ese privilegio y se hizo hombre y habitó entre los hombres y por eso Jesús es un héroe de verdad, es nuestro héroe de verdad.

En segundo lugar, Jesús es un héroe de verdad porque fue tentado en todo, pero sin pecado. Todos hemos sido tentados, el que diga que no, es mentiroso. Lamentablemente todos hemos caído en la tentación, por supuesto. Y por eso tenemos serios problemas en nuestra sociedad, porque somos tentados y caemos, por eso Jesucristo nos enseñó a orar así: Padre nuestro que estás en los cielos; luego dice: no nos dejes caer en la tentación sino líbranos del mal. Jesús en calidad de hombre fue tentado en todo. Hebreos 4:15-16 dice Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos.

Siempre he dicho que muchos no han caído en la tentación, porque no han tenido la oportunidad de estar en esa tentación. Es muy fácil señalar y decir treinta millones de dólares, qué bárbaros, pero si usted hubiera estado en ese lugar ¿hubiera dicho lo mismo? Porque cuando usted tiene la oportunidad de caer en la tentación es cuando va a demostrar que de veras tiene el poder del Espíritu Santo en usted. Ningún ser humano se resiste, a menos que esté lleno del Espíritu Santo y esté consciente que debe agradar a Dios. Y eso fue lo que hizo Jesús por agradar al Padre celestial, por cumplir los mandamientos que Adán no había podido cumplir.  Y ahora vino Jesús como el postrer Adán a vencer al diablo. Cuarenta días estuvo en el desierto y fue tentado por el diablo, pero Jesús no cayó.

¿Se puede? Sí se puede, acuérdense de José, me identifico mucho con José porque dice la Biblia que cuando era joven era guapo, muy atractivo, y entonces la esposa de su jefe Potifar le echo el ojo y dijo este patojo será mío y lo sedujo de tantas manera. José  se hizo toda clase de quites hasta que un día la señora no se aguantó, lo agarró y le dijo hoy no hay nadie  en la casa, así que hoy serás mío Chepito. Es difícil cuando se encuentra ante una oportunidad de caer en la tentación. Allí, en ese momento, José como pudo se quitó la túnica y se la dejó en las manos y salió corriendo en ropas menores. Por supuesto, esta señora despechada lo acusó de violación. Jueces, no crean todo lo que les van a decir, porque muchas veces les van a decir mentiras, calumnias, infamias.

Hay que investigar bien, porque hay viejas perversas. José se libró de la tentación pero pobrecito lo metieron preso. La Procuraduría de los Derechos de la mujer debe tener mucho cuidado. Hablaba con una abogada antes de un panel de televisión que tuvimos hace un par de años. Me decía que la leyes de Guatemala hacen que los hombres lleven las de perder, antes de ser juzgados ya llevan las de perder. Así que por favor jueces y juezas no se dejen llevar por cualquier señora que les llegue morada, ellas solitas se golpean con tal de meter al marido al “bote”. 1 Pedro 3:18 dice Porque Cristo murió por los pecados una vez por todas, el justo por los injustos, a fin de llevarlos a ustedes a Dios. Él sufrió la muerte en su cuerpo, pero el Espíritu hizo que volviera a la vida.

Jesús fue un héroe de verdad, porque murió en la cruz por nuestros pecados. Filipenses 2:8 dice Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz! Ahí hay que admirar a alguien que dio su vida por otro. Recuerdo la historia de un hombre que estaba cerca de una piscina y de repente se cayó una niñita a lo más profundo, se estaba ahogando. Muchos se acercaron, pero ninguno se atrevía a lanzarse y rescatarla. Hasta que este hombre se lanzó, sacó a la criatura y la llevó afuera. Todos, gracias usted, es un héroe, qué bueno que sacó a esa niña, pero no les ponía mucha atención, buscaba a alguien con la mirada por todos lados.  Una persona le preguntó ¿qué busca?  — Estoy tratando de ver, quién me empujó ­—. A veces necesitamos un empujón para hacer las cosas, este no era un héroe de verdad, Jesús lo hizo voluntariamente, voluntariamente dijo yo pongo mi vida para que la vida suya y mi vida no fuera objeto de condenación, de muerte. Jesús dio Su vida en la cruz para que usted y yo tengamos hoy vida nueva, vida en abundancia y vida eterna en Cristo Jesús nuestro Señor.

Filipenses nos enseña cómo Jesús murió y murió en la cruz. Para los judíos, al morir en la cruz, era lo que menos se parecía a un héroe, porque esperaban que el Mesías viniera como un Mesías libertador y que estableciera su reino en la Tierra. No que muriera de la forma en que murió. Para los judíos un Jesús en la cruz no es un héroe, es un fracasado, un criminal que tiene una muerte vergonzosa, pero Jesucristo no se iba a quedar solo en la cruz. Además dice en Gálatas 3:13 dice Cristo nos rescató de la maldición de la ley al hacerse maldición por nosotros, pues está escrito: «Maldito todo el que es colgado de un madero.»  Qué mayor muestra de valentía que esta, el justo morir por los injustos. Muestre usted a cualquier injusto hoy y dígame ¿murió Jesús por este sinvergüenza? y yo le digo sí. ¿Murió Jesús por esta mujer de mala vida? Sí. ¿Murió Jesús por esta persona que ha quebrantado tanto la ley? La respuesta es sí, Él murió por los injustos.

Y aquel que reconoce a Jesús como su Señor y Salvador personal ese es una persona que encuentra salvación y vida eterna. Cuando Jesús fue crucificado también crucificaron a dos delincuentes, uno a cada lado de la cruz, y hubo uno que le dijo: Señor, acuérdate de mí cuando vengas en tu  reino. Y Jesús le dijo: hoy estarás conmigo en el paraíso, pero no lo libró de la pena de muerte. Los tres sufrieron la pena de muerte, Jesús también, pero el ladrón arrepentido ese mismo día llegó al paraíso en la presencia del Señor, esa es la gracia de Dios. Usted puede decir cómo puedo pasar toda una vida en la iglesia y luchar por no caer en la tentación y llegar al paraíso y uno que pasó toda la vida robando, sobornando, recibiendo coimas, haciendo injusticias, matando gente. Siendo un delincuente el último día de su vida dice: Señor, me arrepiento, perdóname. Y el Señor lo perdona y llega al mismo lugar que usted ¿podría darle cólera? Pero no, alégrese, porque pasó toda una vida en el camino recto, durmió tranquilo todas las noches, sin pensar que lo andaba buscando la Cicig. Usted está en paz y poder salir cualquier día, sentarse a tomar café con sus amigos, almorzar con sus familiares en cualquier lugar y andar libre en paz y tranquilo, eso no tiene precio, eso vale la pena vivir, disfrutarlo todos los días de nuestra vida.

Jesús es héroe de verdad porque resucitó al tercer día, hoy vive. En  Hechos 2:22-25, la primera predicación que hizo Pedro después de la partida de Jesús, dice: Pueblo de Israel, escuchen esto: Jesús de Nazaret fue un hombre acreditado por Dios ante ustedes con milagros, señales y prodigios, los cuales realizó Dios entre ustedes por medio de él, como bien lo saben. Éste fue entregado según el determinado propósito y el previo conocimiento de Dios; y por medio de gente malvada, ustedes lo mataron, clavándolo en la cruz. Sin embargo, Dios lo resucitó, librándolo de las angustias de la muerte, porque era imposible que la muerte lo mantuviera bajo su dominio. Hay muchos grandes líderes de religiones, muy admirados por millones y millones de personas, pero si quiere visitar a uno de estos grandes líderes puede que encuentre la tumba donde están los restos de este gran líder espiritual o de este héroe nacional, pero si usted va a la tumba de Jesús, donde estuvo sepultado por tres días hay un rótulo que dice: “no está aquí, ha resucitado”. Jesús vive y por eso es un verdadero héroe.

1 Corintios 15:20 dice Lo cierto es que Cristo ha sido levantado de entre los muertos, como primicias de los que murieron. Y esto quiere decir que aquellos hermanos nuestros, familiares, amigos que han muerto en Cristo Jesús  también van a resucitar. Así que si usted está nostálgico, triste, deprimido porque murió su tía, su mamá, su primo, su amigo, su esposo, no se entristezca más, porque ellos van a resucitar, así como Cristo resucitó y vamos a estar juntos en la presencia del Señor.

¿Por qué Jesús es un héroe de verdad?  ¿Qué debemos de hacer? Debemos reconocer al héroe que hizo la hazaña que no podíamos hacer, vivir en santidad y sustituirnos en la cruz. Jesús murió en nuestro lugar, en la cruz del  Calvario. En segundo lugar, adoremos al héroe que nos sustituyó cuando no era héroe sino el Creador de todos los mortales.  Debemos compartir con otros que no es el esfuerzo humano sino la fe en el sacrificio de Jesús lo que nos salva y nos reconcilia con el Padre y procurar glorificarle en todo lo que hacemos.

Si usted es un sastre, que los clientes que lo ven trabajar le den gracias a  Dios, porque es un sastre tan bueno que le quedan los trajes bien, a todos aquellos que se los compran. Si usted es un profesional del derecho, glorifique a Dios en su trabajo, que lo que usted hace sea siempre bien hecho, que no haya fallas que causen daños irreparables a sus clientes. Si es un médico, glorifique a Dios con su práctica de la medicina y haga siempre lo correcto delante de sus clientes para que ellos den gloria a Dios porque usted los trata bien y no los explota.

Es importante que todos hagamos lo que hacemos para la gloria de Dios. Que la gente pueda dar gracias a Dios porque hay un mecánico íntegro, hay un carpintero que sí cumple, porque hay  gente que haga lo que haga no lo hace como para los hombres sino como para Dios. Jesús es nuestro verdadero héroe y por eso hoy debemos vivir para amarle y para servirle.

Mensajes por Categoria

Mensaje por fecha

  • 2018
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • 2008
  • 2007