Características de un noviazgo cristiano – Parte 4 – Radios Fráter
  • agosto 10, 2016

Características de un noviazgo cristiano – Parte 4

Escuche:

Esta semana nos visitó la tormenta  tropical llamada “Earl”, gracias a Dios no hizo tanto daño como se esperaba, pasó por el norte de Petén, afectó a la aldea Santa Ana y dejó a más o menos doscientas familias sin casa, porque llovió, el río  creció, hubo inundaciones, la casa se destruyó. En Mateo 7 nos cuenta Jesús, al final del sermón del Monte, el que oye mis palabras y las hace lo compararé al que construyó su casa sobre la roca. Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca. Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena.  Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa, y ésta se derrumbó.

Entendí mucho este pasaje en la una de mis primeras visitas a Israel. Iba al Mar Muerto y dos cosas me impresionaron ahí, una que a medio camino hay un rótulo que dice “nivel del mar”, y la carretera sigue para abajo, porque el Mar Muerto está por debajo del nivel del mar. La otra que me llamó la atención es que ya estando al nivel del Mar Muerto habían unos avisos que decían “cuidado con las correntadas” y yo miraba para todos lados y no se miraba agua, solo arena de ahí para arriba. Y es que en invierno, cuando la lluvia cae en las montañas y la nieve se derrite en las montañas, baja el agua y se forman correntadas y aunque normalmente es arena cuando llueve son cauces de ríos. Había gente que por ahorrarse el trabajo encontraba cómo levantar su casa en la arena. Otros a sabiendas del peligro que se corrían ahí, preferían trabajar un poco más  y subirse en la roca y en la roca edificar su casa.

Por eso cuando hablamos de Familias sobre la roca, estamos hablando de familias que creen en Cristo Jesús, Jesucristo es la roca, pero esa roca también está basada en la obediencia a las enseñanzas de Cristo Jesús. No basta con oír la Palabra, es necesario ponerla en práctica, no basta con saber la teoría, hay que ponerla en práctica. Una cosa es saberlo y otra es hacerlo. Lo mismo es con la Biblia, sabemos que Dios ama al dador alegre, pero damos con tristeza. Vieran los pucheros que hacen algunos cuando pasan recogiendo la ofrenda o cuando el hijo le pide para estudiar, para comer o para vestir. Cuando la esposa le pide lo del gasto, hacen unos pucheros, unas caras horribles, usted no tiene culpa de la cara que tiene, pero si tiene culpa de la cara que pone. Ponga buena cara cuando se trata de dar. Todos sabemos que perdonar, es asegurar una relación de amor, pero no perdonamos y por esos perdemos a nuestros amigos, a nuestros vecinos, a nuestros parientes, porque no perdonamos. De nada sirve saber si no se pone en práctica.

Familias sobre la roca. Para formar familias sobre la roca, cada uno necesita escoger a alguien con quién hacerla. Con quien formarla y por eso surgen los noviazgos. Allá en las épocas bíblicas, por lo general, los papás escogían a la pareja y, por lo general, salían bien, porque escogían con la cabeza, no con el corazón. Hoy cada quien escoge y se deja ir por lo que mira y se deja ir de boca, y se equivoca porque las apariencias engañan, en cambio uno de papá, ya viejo, mira más allá de las apariencias, porque uno ya sabe que las apariencias cambian. Mire a su novia y a la abuelita de su novia, así se va a poner. Créamelo, así como es la abuelita así se va a poner la nieta. En nuestra cultura, en donde ya es difícil que acepten que los papas escojan a la novia, por lo menos tome nota de estos consejos.

En la primera semana hablamos de dos  temas, los noviazgos cristianos los conforman dos discípulos de Jesús, o sea que si usted es cristiano debe hacerse novio de una cristiana, nada en contra del musulmán, del budista, del ateo pero si es ateo cásese con una atea, si es musulmán cásese con una musulmana; pero si es cristiano cásese con una cristiana, así comparten mejor. Dos discípulos de Jesús saben lo que exige a sus discípulos y tenemos que hacerlo no solo de palabra sino de conducta, parecernos a Cristo, seguir sus mandamientos.

El segundo consejo fue los noviazgos cristianos mantienen sus hormonas bajo control, somos cristianos pero no estamos muertos literalmente, sentimos y si usted señorita se le pega mucho al muchacho, él lo va sentir y las hormonas se van a manifestar. Todos tenemos hormonas y como decimos en Guatemala podemos ponernos calientes. Todos tenemos esa naturaleza humana en la que sentimos deseos sexuales por la otra persona, es normal. No sienta que es pecador porque siente deseos cuando está con su novia, pero tiene que controlar las hormonas, y las hermanas controlar a los hermanos, controlando sus hormonas, de lo contrario tenemos bodas a la carrera, tenemos problemas serios, caemos en fornicación, adulterio, inmoralidades sexuales, etcétera. Así que es importante. Estos temas los puede comprar en DVD o en CD o entrar a fraterpredicas.org, ver y oír todas las anteriores y ponerse al día.

Tercero. Los noviazgos cristianos no viven en el pasado. Puede ser que usted consiga una novia que venía del mundo y puede ser que fuera la novia del pueblo y tuvo un montón de novios y usted como era cristiano de toda la vida se guardó siempre pensando en su futura esposa, pero se enamoró de esta Dalila, pero viene esta Dalila y se convierte a Cristo. No le va a recordar el pasado a su Dalila que fue novia de todo el pueblo, entonces por qué se enamoró de ella. No viva en el pasado, perdone.

Los noviazgos cristianos mantienen una relación sana con ambas familias. Cuando se casa no se casa solo con ella. “A mí, la familia de ella, me cae de la patada, ella es la única bueno de esa raza, ella lo único que salió bueno de esa familia”. Cuando usted se casa se casa con el combo agrandado de la raza. Ahí viene la suegra brava, el papá gritón, el cuñado bolo, la cuñada chismosa, el otro cuñado abusivo, todos vienen en el paquete, no se pueden excluir. Por eso cuando se casa debe saber que tiene que llevarse bien con ambas familias. Es muy importante que usted se limite a su novia a su novia y no que bueno con mi novia me voy a portar bien, pero con mi amiga con derecho, con mi amigovia  me voy a desatar. Tenemos que practicar la fidelidad desde el noviazgo. Tiene que haber absoluta castidad en el noviazgo y absoluta fidelidad en el matrimonio.

Los noviazgos cristianos no hacen de su pareja ni su dios, ni su salvador, porque no pueden serlo. No le haga un altar a su pareja, no lo haga, porque todos los seres humanos somos falibles, todos podemos fallar. Es más, todos hemos fallado y por eso dice la Escritura: por cuanto todos  pecaron están destituidos de la gloria de Dios. Así que aunque quiera ser el salvador de su pareja no puede. El único salvador al que debemos honrar, adorar y poner en el trono de nuestro corazón se llama Jesús, en Él confiamos, porque nunca nos fallará ni nunca nos abandonará.

Hablaremos de dos características. Los noviazgos cristianos trabajan para ser independientes. Si tiene una novia o un novio que no trabaja ya está descalificado, porque los noviazgos cristianos trabajan para ser independientes económicamente. Hace poco hablaba con un exdiscípulo que me decía que se recordaba cuando le dije si se quería casar, que uno estaba listo para casarse con todo esto: aguantar hambre para que otros coman, a desvelarse para que otro duerma y a morir para que otros vivan. Esa es la vida de la familia, la vida del casado es sacrificada para que otros disfruten, pero si no sabe cómo trabajar, tampoco puede disfrutar de un noviazgo. Recuerde que las cuentas no se pagan solas. Siempre me cae en gracia recordar cuando oía a uno de mis hijos platicando, ya casados todos, ¿cuánto te sale de luz? ¿En el súper cuánto gastás vos? Ah, porque cuando se casa las cuentas no se pagan solas, las tiene que pagar usted. Claro, puede llegar con su papá y decirle aquí está el recibo de luz. El papá muy de a sombrero o muy medio mudo que se lo paga. Lo normal es que cada pareja pague sus cuentas.

El matrimonio no es para vagos, es para aquellas personas que entienden que deben ser responsables. Si lo han consentido y no es capaz de liderarse a sí mismo, trabaje para ser independiente, cuando esté solo y cuando esté en su noviazgo, cuando esté casado. Me encantó esta semana oír a una de mis nueras contar que a su hijo de cinco años, que la acompaña a veces, tiene que estar con ella en el lugar de trabajo, le dio tarea que hacer. Le dijo, M’ijo llena esta canastas con 48 bolsitas, de algún producto, te vamos a pagar diez quetzales. Y el niño de cinco años se puso a contar.  Eso no es explotación infantil, eso es enseñar a los niños a trabajar.

Estaba en una de las primeras células que me tocó dirigir, en eso entra la hija del anfitrión con su novio. Y me dice él en confianza: si ese pobre viera el cuarto de mi hija saliera corriendo. Ella no guardaba las cosas en su lugar. Enseñe a sus hijos a trabajar desde la casa, por lo menos a ordenar su cuarto o a poner o quitar la mesa, lavar los platos, ayudar a la mamá, al papá a trabajar. Hay que trabajar. Para las vacaciones de mis hijos, se las pasaron todas en la Fráter trabajando. Y cuando dejaron de ser niños y eran bachilleres trabajando en el colegio dando clases de inglés, enseñando. Si no enseña a sus hijos a trabajar, los va a tener que mantener y eso es triste.

2 Tesalonicenses 3:6-13 dice Hermanos, en el nombre del Señor Jesucristo les ordenamos que se aparten de todo hermano que esté viviendo como un vago y no según las enseñanzas recibidas de nosotros. Ustedes mismos saben cómo deben seguir nuestro ejemplo. Nosotros no vivimos como ociosos entre ustedes, ni comimos el pan de nadie sin pagarlo. Al contrario, día y noche trabajamos arduamente y sin descanso para no ser una carga a ninguno de ustedes. Y lo hicimos así, no porque no tuviéramos derecho a tal ayuda, sino para darles buen ejemplo. Porque incluso cuando estábamos con ustedes, les ordenamos: «El que no quiera trabajar, que tampoco coma.» Nos hemos enterado de que entre ustedes hay algunos que andan de vagos, sin trabajar en nada, y que sólo se ocupan de lo que no les importa. Hay que trabajar, no importa de qué trabaje, el trabajo dignifica, pero hay que trabajar Podríamos llamar a esa generación que no trabaja lirios del campo, porque dice Jesús que los lirios del campo no trabajan ni hilan. Sí, hay unos muy espirituales a los que uno les dice usted de qué vive y le contestan, vivo por fe hermano, esperando que en la célula me den siempre, esperando que los hermanos siempre me den, esperando que me baje del cielo. Eso se llama ser vago, trabaje. A tales personas les ordenamos y exhortamos en el Señor Jesucristo que tranquilamente se pongan a trabajar para ganarse la vida. Pablo no les pide de favor sino les dice les ordenamos que tranquilamente se pongan a trabajar para ganarse la vida.

Hay hermanos que nunca encuentran trabajo. Conozco a algunos que pasan un mes, un año, dos años, tres años, toda la vida. No hay trabajo, hermano. Lo que pasa es que como dirían en Guatemala son vagos. Tenemos que animar a la gente a trabajar y por eso hay que felicitar a los que producen trabajo, empleo, a los que arriesgan su dinero con poner todo tipo de negocios para darles trabajo a otros. Si usted tiene trabajo, ore por su patrono, pídale a Dios que le dé descanso cada noche, porque cada vez que llega el fin de semana tiene que pagar o cada vez que llega el bono 14 hay que pagar, hay que indemnizar, tiene que ver de dónde lo saca. Ore por su empresa, ore por su patrón, no esté viendo cómo le roba, trabaje honradamente, porque nos necesitamos unos a otros.

Tito 2:11-15 dice En verdad, Dios ha manifestado a toda la humanidad su gracia, la cual trae salvación  y nos enseña a rechazar la impiedad y las pasiones mundanas. Así podremos vivir en este mundo con justicia, piedad y dominio propio,  mientras aguardamos la bendita esperanza, es decir, la gloriosa venida de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. Él se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo elegido, dedicado a hacer el bien. El pueblo de Dios se ha distinguido a través de los siglos por ser un pueblo trabajador, dedicado a hacer el bien. Y claro, algunos se dedican a hacer el mal y tenemos que pedirle al Señor que nos guarde, que nos libre. Me recuerdo de doña Tinita, un día iba pasando por el mercado del Guarda y en la banqueta había unos que se le miraba cara de rateros. Dijo, Señor, líbrame. No se animaba a pasar, al fin pasó, pero uno le dice señora no tenga pena, pase. Estamos en la hora del almuerzo.

Administre correctamente su dinero. No basta con aprender a ganar el dinero de manera justa, debemos aprender a administrarlo de manera inteligente.

Recuerde, alguien sin ingresos no puede ni honrar a Dios ni a su familia ni a su prójimo. Si no trabaja ni produce dinero ¿con qué va a honrar a su familia, con qué dinero va a pagar la vivienda, la alimentación, el vestuario, con qué dinero va a honrar sus deudas? Por eso trabaje, produzca, administre bien su dinero. Recuerde los consejos que le damos, no gaste más de lo que gana, no compre por vanidad, compre por necesidad. No compre al fiado, compre al contado. En fin, compre los libros “Fórmulas bíblicas para prosperar”, “Alas para tu Economía”, libros que escribí que están en Fráter Librería.

Aprenda a administrar su dinero. Dios nos ha permitido ser ejemplo como institución y vivir sin deber nada a nadie. La Fráter no le debe a nadie nada, porque hemos aprendido a practicar lo que predicamos y le damos a Dios la gloria y le damos a Dios la honra, por eso. Y vivimos exclusivamente de lo que producimos aquí, no dependemos de ninguna donación del extranjero, gracias a Dios por aquellos que sostienen obras en distintas partes del mundo, pero aquí nosotros aprendimos de otra manera, aprendimos a sostenernos y eso nos da la gran satisfacción porque eso nos da madurez. Una iglesia niña es una iglesia que vive del paternalismo, pero una iglesia madura, es una iglesia que se sostiene a sí misma y en vez de pedir da. Y por eso, a cada rato nos viven pidiendo y damos, y si no nos piden de todas maneras damos. Se va realizar un congreso para entrenar a maestros de Escuela Dominical y están invitando a todos los maestros de escuelas dominicales de todo el país que quieran venir a recibir el entrenamiento gratis. Y eso por qué, porque hemos aprendido a dar de lo que el Señor nos da. Porque aprendemos que dando es como recibimos, pero eso se puede cuando tenemos dinero y ¿cómo lo vamos a tener? Trabajando, trabajamos, producimos y tenemos cómo honras nuestras deudas.

Los noviazgos cristianos resuelven sus diferencias en privado. La frasecita vieja pero cierta es “los trapos sucios se lavan en casa”. Peor si hemos tenido un accidente como nos ha pasado a algunos. Uno no va con su ropa interior toda shuca al súper y decir miren cómo me quedó el trapo. No lo hace. Eso lo hace uno en privado, uno ahí limpia su accidente o pide a alguien de confianza en la casa que se lo lave. Igual son con las diferencias entre nosotros como amigos, como parejas. No conviene alegar en público las diferencias. Es mejor encerrarse en la casa y ahí ventilarlas, platicarlas, dialogar, consensuar, ponerse de acuerdo y ahí puede decir todo los que quiera, de buena manera. Hay que hablar no ladrar y platicando se arreglan en privado.

Ahora, las parejas tienen otro modo de ventilar sus pleitos, a través de las redes sociales, allí ponen en Facebook sus pleitos y hasta las fotos. A nadie le gusta que hablen mal de su persona con otros. Si usted tiene algo que decir de su pareja, dígaselo a su pareja, no se lo diga a la suegra, consuegra o todas las compañeras de la célula, a todos en el barrio. Resuélvalo en privado, aunque lo arregle después que le contó a todos el problema de su pareja, a todos no se les va a olvidar. Recuerdo la historia famosa de aquella señora chismosa que se puso hablar mal, hablando pestes del pastor. Después de que habló mal por todos lados, el Señor la redarguyó. Regresó a pedirle perdón. —Pastor, perdóneme, hablé mal de usted —. El pastor le dijo: está bien, solo le voy a pedir que haga esta actividad. Agarre una almohada de plumas, se sube en el autobús y se va hasta donde termina el recorrido del autobús tirando las plumas por la ventana. Regresa y le cuenta que ya tiró todas las plumas. Ahora hágame un favor, vaya a recogerlas. — Eso no se puede —. Exactamente, ¿por qué se pone a hablar de mí y a tirar plumas por todos lados y después viene a pedir perdón?

Por eso no se ponga hablar mal de su pareja por todos lados, ya sea su novio, su esposo o esposa, lo que sea porque después se va a arrepentir de haber dicho tantas cosas y ¿cómo va poder corregirlo? Por eso decimos que aun el necio cuando calla es contado por sabio, así que es mejor callar y resolver las cosas en privado. Santiago 1:19-21 dice Mis queridos hermanos, tengan presente esto: Todos deben estar listos para escuchar, y ser lentos para hablar y para enojarse – escuchar, ponga atención, porque a lo mejor le van a decir gimnasia y usted va a entender amnesia. Mejor pregunte, oiga bien, atentamente, antes de responder impulsivamente- pues la ira humana no produce la vida justa que Dios quiere. Por esto, despójense de toda inmundicia y de la maldad que tanto abunda, para que puedan recibir con humildad la palabra sembrada en ustedes, la cual tiene poder para salvarles la vida.

Efesios 4:31-32 dice  Abandonen toda amargura, ira y enojo, gritos y calumnias, y toda forma de malicia. Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo. Proverbios 19:11 dice El buen juicio hace al hombre paciente; su gloria es pasar por alto la ofensa. Es mejor que se haga el “papo”, el desentendido. Enano mental le dijo ella delante de todos en la fiesta. Usted haga como que no oyó y siga como si nada, risa y risa. Y todos van a pensar que usted no entendió, pero en su casa, en privado, dígale a su mujer: ¿de veras crees que soy enano mental? Ya viste por qué mi casé con vos. No soy enano mental y no volvás a decírselo delante de todos, me vas a provocar.

En privado, pase por alto la ofensa. Les he dicho que si van en el carro y alguien los maltrata considérense huérfanos, ¿por qué van a reaccionar?. No reaccionen, pónganle dominio propio a su ira, controle sus emociones. Proverbios 17:9 dice El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos. Claro que nos ofenden, nos ofende la esposa, a veces el hijo, el amigo, X persona, pero por qué vamos a insistir en la ofensa, pasémosla por alto. Si ama a su amigo, pasemos por alto la ofensa, por el contrario se va a quedar sin su amigo, a veces podemos ganar un pleito y perder una buena relación, no conviene. Por eso hay que perdonarlos. Pidámosle al Señor que podamos seguir sus enseñanzas, para que podamos vivir toda una vida en paz, llena de bendición y lista para compartirla con otros.  Eso se logra cuando somos una familia edificada sobre la roca, cuando somos una familia que creemos en Jesús como nuestro Señor y Salvador y comprendemos que vino para perdonar nuestros pecados. No hay uno solo de nosotros que no haya pecado, todos somos pecadores, pero en su amor y misericordia Dios envió a Jesús para pagar el precio por nuestros pecados y darnos la oportunidad de tener una vida nueva en Cristo. Usted por sí solo no va a poder, solo con la ayuda del Señor saldrá adelante.

 

Mensajes por Categoria

Mensaje por fecha

  • 2018
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • 2008
  • 2007