Todos en la visión (Código – 2019-063 ) – Radios Fráter
  • febrero 19, 2019

Todos en la visión (Código – 2019-063 )

Escuche

Vea


Lea

Estamos celebrando 40 años desde que se fundó La Fráter. Y a pesar que hay más de 20,000 iglesia en Guatemala, nuestra oración es que nosotros nos mantengamos firmes en nuestra visión hasta que Guatemala sea para Cristo y hasta que Jesús venga por su iglesia.

En La Fráter tenemos un desayuno que le llamamos Siempre Unidos, donde las personas que están en su proceso de discipulado aprenden a estar unidos en la fe, en la visión y en la estrategia. Y allí ven un video donde expresamos que La Fráter no nació para construir auditóriums. Nacimos para cumplir una misión. Y en 1979, en un salón del Hotel Guatemala Fiesta, hoy es el Holiday Inn, allí inició todo.

Luego del Hotel Guatemala Fiesta nos fuimos al Hotel Camino Real. Era un lugar precioso. Y nos vimos en la necesidad de cambiarnos porque nos subieron el alquiler. De allí nos fuimos al Cine Reforma, un lugar oscuro, diferente a los hoteles donde estábamos.

En 1985 se compró el terreno que ahora es La Fráter Roosevelt y se hizo una caravana desde el Cine Reforma para conocer el terreno. Había un edificio donde existió el gimnasio Willy Franco, el Auditórium Menor.

En 1991 inauguramos el Auditórium Mayor, el más grande de su época en toda Guatemala. Ahora tenemos allí 4 servicios los fines de semana. Y cuando íbamos camino el día de la inauguración, mi mamá dijo “hoy se cumple un sueño”. Todos lloramos en el camino. Desde es semana empezó un segundo servicio en ese auditóruim, ahora hay 4.

Luego el pastor Jorge H. López anunció que se había conseguido un terreno donde se construiría un auditórium para 15,000 personas y todos ese día aplaudieron. Actualmente el Auditóruim de La Fráter Ciudad San Cristóbal tiene capacidad para 12,244. Así que el 27 de mayo de 2007 se inauguró con un lleno total.

Pero cada vez que hemos construido algo, no hemos llegado a la meta porque esto no es nuestra meta, es un medio para un fin; que es presentar a Cristo y a este crucificado, nuestra esperanza de gloria. Donde el pecador venga sin esperanza, entendiendo su pecado y su inmundicia y se arrepiente y es transformado.

Hoy queremos recordar el sueño, la visión. Cuando hay un sueño hay una dirección, inspiración. Se tiene la fuerza para la perseverancia. El desafío no es cumplamos 40 años, sino que en 40 años en nuestros templos ya no se adore a Dios, como ha pasado en muchas iglesias en Europa, donde se ha perdido la adoración a Dios.

Hoy nos debemos aprender la visión de La Fráter: Ser una iglesia cristiana. La iglesia no es el edificio, sino las personas que se reúnen dentro del edificio. La iglesia es la suma de todas las personas, que han sido llamadas por Dios. Que han sido arrancadas del mundo y sembradas en la familia de Dios quien los adoptó por medio de Jesús. Nos llaman cristianos porque seguimos a Cristo y Cristo, es el iniciador y perfeccionar de la fe de su iglesia. Hebreos 12:2 dice: “Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien, por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios.”

Así que, en La Fráter, somos una iglesia cristiana, somos la iglesia de Cristo.

“Ser una iglesia cristiana para la familia.” La restauración y atención espiritual a la necesidad de cada miembro de la familia, es nuestra prioridad. Que tanto: abuelos, padres, hijos y demás, no sólo tengan una excelente relación familiar, sino primero todo, una excelente relación con su Padre Celestial.

Desde Génesis hasta Apocalipsis, Dios ha usado familias para cada etapa del desarrollo de su plan divino y continuará haciéndolo, hasta que regrese por su Iglesia. Nuestra oración es que nosotros y nuestras familias, sean salvas. Hechos 16:29 dice: “El carcelero pidió luz, entró precipitadamente y se echó temblando a los pies de Pablo y de Silas. 30 Luego los sacó y les preguntó: —Señores, ¿qué tengo que hacer para ser salvo? 31 —Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron.”

Ser una iglesia cristiana para la familia, que proclame el amor de Dios.
El corazón de Dios es que todos sean salvos de sus pecados y que ninguno se pierda. 1 Juan 4:10 dice: “En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo para que fuera ofrecido como sacrificio por el perdón de nuestros pecados.”

Buscamos proclamar el amor de Dios y su plan de salvación por medio de la muerte de Jesucristo en la cruz del Calvario, no sólo verbalmente sino en el servicio, en el testimonio personal y en la ayuda al prójimo. Juan 13:34 dice: “Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros.”

Podemos estar disfrutando del amor de Dios sin proclamarlo.

Ser una iglesia cristiana para la familia, que proclame el amor de Dios, manifieste el poder del Cristo resucitado. Jesús no está muerto, él resucitó.
La tumba está vacía. Está sentado en el lugar más importante en el cielo, al lado derecho del Padre.

En su lugar, envió al Espíritu Santo como su representante quien nos da el poder para vivir una nueva vida en Cristo, hacer milagros y ver el milagro más grande, la salvación, el poder transformador del perdón de Dios en Jesús en las vidas y hogares de quienes le conozcan. Hechos 1:8 dice: “Pero, cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.”

Colosenses 3:1 dice: “Ya que han resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios. 2 Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra, 3 pues ustedes han muerto y su vida está escondida con Cristo en Dios. 4 Cuando Cristo, que es la vida de ustedes, se manifieste, entonces también ustedes serán manifestados con él en gloria. 5 Por tanto, hagan morir todo lo que es propio de la naturaleza terrenal: inmoralidad sexual, impureza, bajas pasiones, malos deseos y avaricia, la cual es idolatría. 6 Por estas cosas viene el castigo de Dios.”

Hemos resucitado con Cristo, no podemos seguir en la vida que antes teníamos, porque hemos sido libres del pecado. Dios no nos perdonó por nuestro esfuerzo, aún siendo pecadores él nos amó.

Ser una iglesia cristiana para la familia, que proclame el amor de Dios, manifieste el poder del Cristo resucitado y persevere en el orden dado en la Biblia.
A la Biblia se le puede dar el significado que deseemos. “Y recibirán poder…” puede ser interpretado como deseemos. Por eso en nuestro logo está el amor, poder y orden, basados en 1 Corintios 12, 13 y 14.

La Biblia debe ser nuestra norma de fe y conducta. Por eso creemos que no hay nuevas revelaciones, porque en la Biblia está todo escrito. 2 Timoteo 3:14 dice: “Pero tú permanece firme en lo que has aprendido y de lo cual estás convencido, pues sabes de quiénes lo aprendiste. 15 Desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras, que pueden darte la sabiduría necesaria para la salvación mediante la fe en Cristo Jesús. 16 Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, 17 a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra.”

La obra es de Dios y esta no se detiene, porque es con nosotros, sin nosotros y a pesar de nosotros. Nuestro llamado es que Guatemala sea para Cristo. Que Dios nos permita ser una iglesia cristiana para la familia, que proclame el amor de Dios, manifieste el poder del Cristo resucitado y persevere en el orden dado en la Biblia.

Suscríbase

Ingrese su correo electrónico para recibir cada nuevo mensaje en su buzón.
61 suscriptores

Mensajes por Categoria

Mensaje por fecha

  • 2019
  • 2018
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • 2008
  • 2007